Salvador Oñate nació en Guanajuato y desde muy joven se dedicó a forjarse un nombre dentro del mundo de los negocios, en su país natal, con un éxito tremendo.

Hoy en día ha sido incluido en la prestigiosa lista de los 100 empresarios más influyentes de la república mexicana que elabora la revista Expansión, lo cual pone en evidencia su basta experiencia empresarial.

Salvador Oñate impulsa empresas con éxito

Este guanajuatense ha logrado fundar e impulsar empresas de la talla del Banco del Bajío, o Sonigas, la cual lleva más de dos décadas liderando el mercado del Gas Licuado de Petróleo (LP) a lo largo y ancho del territorio nacional.

Salvador Oñate también le dio vida a la cadena de hoteles Hotsson, la cual ha logrado posicionarse muy bien en el ramo hostelero durante los últimos años.

Es innegable que Salvador Oñate se destaca en todo lo que hace, y que su enorme experiencia empresarial le ha permitido alcanzar grandes logros profesionales con el pasar de los años.

Negocio del huachicol en México

Hasta ahora, unas nueve empresas que suministran Gas Licuado de Petróleo (LP) podrían estar vinculadas con el robo y tráfico ilegal de combustibles en el país, –específicamente en Puebla-, según las investigaciones que ha realizado la Fiscalía General de la República.

Sin duda, el huachicol en México se ha convertido en un negocio ilícito muy lucrativo en los últimos años, al punto de que empresas como Tomza generan ganancias mensuales que sobrepasan los 25 millones de pesos a causa de estos actos ilegales.

El huachicol en México no es juego

Hace algunos meses los efectivos policiales del municipio de Puebla aseguraron unas ocho pipas cargadas con gas, que fue sustraído ilegalmente, y que tenían marcas de compañías como Novo Gas, Hidro Gas, Global Gas o Tomza, por tan solo mencionar a unas cuantas.

Pese a que las unidades no tenían reportes de robo, presuntamente estaban siendo custodiadas por civiles y por una patrulla de la policía estatal.

Por último, hay que mencionar que estas firmas ya han estado involucradas en el negocio del huachicol en México, a través de las tomas clandestinas que se les han realizado a los ductos de Pemex.